ESTUDIO Y UNIVERSIDAD: Metas para los años tardíos

Guardado en: Artículos • Publicado el 04/09/2015 • 4 comentarios

 

¿Por qué las personas de la tercera y cuarta edad tienen capacidad para el ingreso a la 

universidad?

maturestudent_1748558c
Aunque en años recientes y anteriores, el tema de la vejez ha sido poco estudiado y por consiguiente poco atendido en sus necesidades emocionales e intelectuales,  en los actuales momentos, dadas las características de este grupo etáreo, cuyo aumento es acelerado como se sabe por el mejoramiento de sus condiciones de vida en una sociedad, el descenso de la natalidad, el aumento de la esperanza de vida al nacer propiciada por una mejor atención a la salud.

También hoy aprendemos que existen valores situacionales en cuanto a diferenciar al menos dos subgrupos, que se ven influenciados por las tendencias de identificar a “viejos jóvenes” o “adultos mayores de las primeras décadas” (aproximadamente entre los 60 – 80 años), y a  los “viejos viejos” o “ancianos” (de los 80 en adelante) y que se marcan sus diferencias concretas, en cada uno.

En este sentido, tanto los países orientales como occidentales (por hablar de hemisferios) ya desde la década de los 50 y con énfasis en los últimos 20 años, están determinando acciones especificas dirigidas a la atención prioritaria de la población en estas edades, con el interés de considerar su estilo de vida y su aporte a una sociedad cambiante e indiscutible por la influencia vertiginosa de la tecnología de la comunicación y el avance científico humanista, estimando como consecuencia que intervienen nuevos valores culturales y nuevas expectativas de país y de familias.

NO HAY DECLIVE COGNITIVO

Pero, si hacemos lo posible por entender que significa la “vejez” en términos de potencialidades humanas, nos enfrentamos a determinadas etiquetas no convencionales por supuesto, por ejemplo: al hacer referencia al envejecimiento se intuye un declive del funcionamiento cognitivo, pero no es una percepción que debe generalizarse porque existen casos independientes que denotan lo contrario, ya que encontramos sujetos que no suelen sufrir este declive y por tanto nos enfrentamos a una verdad relativa, que debe considerarse.

 

FLEXIBILIDAD MENTAL

Según mención realizada por Urrutia y Villarraja (2010), la hipótesis central de Cattell y Horn (1982) es que en el proceso de envejecimiento la inteligencia cristalizada, ligada a la acumulación de experiencias, puede notar un incremento o por lo menos se mantendría, mientras que la inteligencia fluida (1) tiende a declinar con el paso de los años, ya que la misma depende de la capacidad de evolucionar y adaptarse rápida y eficazmente a las situaciones nuevas. De este modo se explica que la memoria (por lo menos la de largo plazo) y el conocimiento experiencial se convierten en los principales recursos cognitivos a que apelan las personas a medida que envejecen para afrontar tareas que involucren sus capacidades intelectuales.

Y este es el punto central que se presenta en este artículo, cuya tesis explica la conveniencia de participar sin prejuicios en procesos de Estudio y Universidad como metas en los años tardíos.  Desde mi punto de vista, partiendo de muchas conclusiones sobre mi vida, al menos dos son consideradas muy importantes y quiero compartirlas con el objetivo de ponerlas al servicio de todos y todas:

Si el cerebro es un músculo, necesita ejercicio para mantenerlo sano y lograr un balance positivo entre la memoria cristalizada y la memoria fluida: en este sentido, y con razón, es necesario avanzar en nuevas tareas que se ocupen desde la actividad de la lectura, la comunicación verbal con otros, la escritura y redacción de textos y el desarrollo de las capacidades de comunicar ideas, trabajos, intercambio de saberes así como el uso de las herramientas de la tecnología digital o de la información, por mencionar las que mejor se acoplan a nuestra situación, y que son muy útiles y accesibles para la enseñanza universitaria, además de la oportunidad de alcanzar una meta educativa adicional o en su primera oportunidad, en otros casos.

MANTENER LA PASION Y LA CURIOSIDAD

La universidad y el estudio, complementariamente, a mi manera de ver, lo considero muy importante para prevenir el riesgo potencial de declive cognitivo en la vejez, porque favorece la predisposición y es tan trascendente como la realización de tareas cotidianas porque cognitivamente estimulan y trabajan la memoria compleja como natural.  Las actitudes y motivaciones: estas dos cualidades que son naturales en el niño y en el joven ¿por qué deberían disminuir en la edad de la vejez?, estoy de acuerdo que difieren sustancialmente por los intereses, experiencias y ritmos; si yo quiero, puedo, si puedo lo demuestro; es decir, nuestra vida en la vejez no debe parecerse a la hoja seca, los vientos como las oportunidades, vienen y van, depende de nosotros en qué momento los atrapamos; insisto, estas dos condiciones mueven nuestra vida y logran que determinados momentos concatenarse muy bien con lo exposición anterior y con otras situaciones de nuestra existencia.

Concluyendo, mientras hay vida y salud, nada es imposible, por tanto, ojalá que esta lectura ayude a estimular el gusto por mantener los desafíos vivos, en este caso, hacer realidad el ingreso a una universidad para alcanzar los estudios que siempre estuvieron en la mente como una meta posible. ¡Adelante, es ahora!

 

(1) Inteligencia Fluida: es la capacidad de adaptarse y afrontar situaciones nuevas de forma flexible, sin que el aprendizaje previo constituya una fuente de ayuda determinante para su manifestación. http://www.psicologia-online.com/

Lili Esperanza Pineda,

La autora de este artículo es Máster en Investigación Educativa y Licenciada en Ciencias Sociales.

En nuestro Grupo de Estudio de Longevidad dirige la sección de información sobre estudios universitarios para adultos mayores en América.

 

 

Comentarios

  1. Bienvenida, Lili!
    Su texto es todo un estímulo.
    Puri.

  2. Gracias, gracias… es un placer.

    Quiero decirles a todos, que a partir del día sábado 12 al 19 del mes actual, estaré fuera de mi ciudad, debo atender compromisos familiares previos; así que sino me reporto es porque donde estaré no hay acceso al internet.

    Luego a mi regreso, todo sigue normal, estoy a la orden.

    Lili Pineda

  3. Hola, lo señalado en el articulo es así, todo depende de la optica con que miremos las cosas, es valido aquello del entorno pero es mas que nada el interior de uno, soy totalmente feliz xq lo decidí (claro, recientemente, hace 3 años) y estos sentimientos los transmito a mis hijos, a mi nietecita de sólo 3 años -a quien le digo, eres feliz? si abuelita, que es ser feliz, contesta estar contenta x fuera y x dentro, como es x fuera, me enseña sus dientecitos, pregunto, y x dentro como eres feliz, contesta como tu abuelitq, diganme sino soy feliz q hasta mi nieta tan chiquita lo capta, ah , no vivimos juntas si nosvemos a menudo. Y asi a mis amigos.
    Entonces, estudiar, aprender una asignatura es cuestion de motivacion, de afan. Por ej, yo voy a ingresar a una academia a estudiar ingles, quién dijo q no puedo. Y la motivacion, constitui una cia. de turismo y x ello requiero p poder comunicarme con los turistas.
    Todo es cuestion de nuestra mente, ponemos en nuestra boca las palabras: si puedo. Y en mi mente, lo haré.
    Un saludo de Ecuador, yo, 60 años.

  4. ¡Excelente María Eugenia!
    Me gusta, saber de personas como tú.

    Un abrazo.
    Lili

¿Quieres hacer algún comentario sobre este tema?
Por favor, utiliza el siguiente formulario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *