Imagen distorsionada de la vejez

Guardado en: Artículos • Publicado el 15/09/2017 • 1 comentario

¿Vemos la realidad o cuando miramos vemos lo que queremos y esperamos ver?  Predomina un modelo de realidad basado en las creencias de una mayoría y se diría que la sociedad funciona y se mueve sobre bases y creencias de nuestros antecesores que vivieron en el siglo XX.

Los sistemas económicos, la definición de la familia, la comida que consumimos, los métodos académicos y laborales, todo ello fue creado hace mucho tiempo por personas muy distintas en contextos muy diferentes a los que vivimos hoy. 

El sistema educativo de la era industrial no nos ha enseñado a modificar nuestra visión cuando cambia el escenario. Sobre el tema del envejecimiento y desde que en 2009 publiqué mi libro Envejecer es bueno para la salud van saliendo a la luz nuevos datos y realidades sobre las personas mayores de 65 años. Las costumbres y vivencias de los mayores son muy diferentes y sin embargo, sobre la vejez seguimos presentando la misma imagen de hace un siglo. una imagen de enfermedad, fragilidad y dependencia, de aburrimiento e inutilidad.

Esa imagen, ahora obsoleta, fue primero  difundida eficazmente por el cine en el siglo pasado y luego copiada por la publicidad, la televisión y los medios, haciendo de la imagen juvenil la única aceptable para el trabajo, el estudio, el sexo, la aventura y el valor, algo que hoy sabemos no se corresponde en absoluto con la realidad.

No se me ocurre mejor ejemplo para mostrar el verdadero rostro de la vejez actual que la vida del Dr. Shigeaki Hinohara, un médico japonés que además de estudiar la longevidad, la practicó viviendo activamente hasta su muerte con 105 años, considerado el médico en ejercicio más longevo del mundo.

A modo de presentación le remito a una de sus frases más conocidas:No te jubiles y si lo tienes que hacer que sea bastantes años después de los 65”.

76 años en activo

El Dr. Hinohara falleció a los 105 años, el pasado 18 de julio de 2017. En 1937 se graduó en medicina en la Universidad Imperial de Kioto. En 1941 comenzó a trabajar  y no dejó de hacerlo durante 76 años de una carrera profesional muy fructífera. Hasta unos meses antes de su muerte continuaba tratando a los pacientes y trabajando hasta 18 horas al día.

El Dr. Shigeaki Hinohara, que tiene entre sus méritos el haber creado las bases de la medicina japonesa y contribuir a convertir a Japón en el líder mundial de la longevidad, era un ejemplo vivo de sus recomendaciones para un envejecimiento saludable.

Este médico, presidente emérito de la Universidad Internacional St. Luke hacia algunas recomendaciones para disfrutar de una vida larga y saludable. En una entrevista explicó que en Japón la edad de jubilación se fijó en 65 en una época en que la gente vivía un promedio de 68 años y que ahora que la población vive muchos más años (el promedio de Japón en 2015 era de 84 años) deberían jubilarse mucho más tarde.

Además de haber escrito en su vida unos 150 libros y de seguir trabajando hasta poco antes de su muerte el 18 de julio pasado, mantenía una agenda de trabajo y de compromisos fijados para los siguientes cinco años. Siempre tenía citas, entrevistas y compromisos para el día, la semana y así durante los siguientes cinco años.

El Dr. Hinohara fue uno de los médicos personales de la emperatriz Michiko de Japón. Fue además el creador del llamado Nuevo Movimiento de Ancianos, que promueve hábitos saludables para una longevidad libre de enfermedades y activa y anima a los mayores a no temer los retos y planear objetivos para los próximos diez años.

Estas son algunas de las recomendaciones del Dr. Hinohara para vivir bien:

Preocúpese menos por lo que come o cuánto duerme y diviértase

“Todos recordamos que de niños, cuando nos estábamos divirtiendo, a menudo nos olvidábamos de comer y de dormir. Creo que podemos mantener esa actitud también como adultos. Es mejor no atosigar al cuerpo con demasiadas reglas como las horas de comer y dormir”

Si quiere vivir muchos años, evite el sobrepeso

 “Mi desayuno consiste en un café, un vaso de leche y un zumo de naranja con una cucharada de aceite de oliva. El aceite de oliva es estupendo para las arterias y me mantiene la piel sana. Mi comida consiste en un poco de leche con galletas o incluso nada si estoy muy ocupado. Nunca siento hambre porque me concentro en mi trabajo. Para cenar verduras con un poco de pescado y arroz y dos veces por semana, 100 gramos de carne magra”

No obedezca ciegamente lo que le diga el médico

 “Cuando el médico le recomiende que se haga una prueba o revisión o que se opere de algo, pregúntele  si él le sugeriría a su esposa o a sus hijos que se sometan a ese procedimiento. Contrariamente a la creencia popular, los doctores no saben ni pueden curar a todo el mundo, así que ¿por qué causar un daño innecesario mediante la cirugía? Mi opinión es que la música y la terapia con animales puede curar mucho más de lo que la mayoría de los médicos imaginan”

La diversión para vencer el dolor

 “El dolor es misterioso  y  divertirse es la mejor forma de olvidarlo. Si un niño tiene dolor de muelas y te pones a jugar con él o ella, enseguida se olvidará del dolor. Los hospitales tienen que ofrecer las necesidades básicas de los pacientes y todos queremos divertirnos. En el Hospital St. Luke tenemos terapias con música, con animales y damos clases de arte”

Use siempre las escaleras

 “Acostumbro a subir las escaleras de dos en dos para mantener los músculos activos”

Reflexión final

Para finalizar, entiendo que no es muy popular en España abogar, como lo hace el Dr. Hinohara por no jubilarse o retrasarlo lo más que sea posible, pero creo que tendremos que empezar a salir del pensamiento único a que nos pretende someter el llamado “estado del bienestar”, porque otra  persona que murió en plena actividad científica como es la Dra.  Rita-Levi Montalcini, neuróloga y premio Nobel de Fisiología, que falleció en 2012 a los 103 años, también lo decía: “La jubilación está destruyendo cerebros”.

¿Será que los doctores Hinohara y Montalcini, ambos trabajando hasta después de los cien años, sabían algo que nuestros políticos, nuestros economistas y sindicalistas no saben?

F. Javier González

Investigador en gerontología

 

Un comentario

  1. Muy bueno, Javier!!
    Muchas gracias.

¿Quiere hacer algún comentario sobre este tema?
Por favor, utilice el siguiente formulario: