Mi realidad no cuadra con mis fantasías

¿Por qué no podemos ser felices siempre? La respuesta a esta pregunta es bastante simple: porque la moneda de una sola cara que llamamos felicidad es en sí misma una fantasía y un espejismo. La habitual adicción a esta pequeña fantasía da lugar a un conjunto de preocupaciones y situaciones de malestar como el estrés, los dolores de cabeza, la desesperanza, la irritación, el resentimiento, la culpa, la depresión e incluso el suicidio.

Hay varias fantasías o quimeras con las que muchas personas conviven, que son verdaderos obstáculos en el camino del agradecimiento que conduce a la plenitud. ¿Cómo podemos estar agradecidos a la vida cuando en nuestro mundo de fantasía pretendemos saber exactamente “cómo tienen que comportarse los demás”? Recuerde este gran secreto: La vida es como es, no como nosotros deseamos que sea. Si pretendemos que la vida se ajuste a nuestras fantasías, nos estamos inclinando al fracaso, la frustración, la irritación, la negatividad y la ingratitud.

En este punto es pertinente una aclaración. Soñar despiertos y tener proyectos ambiciosos, objetivos y propósitos muy elevados no es lo mismo que tener fantasías, como veremos a continuación. Los proyectos grandiosos, incluso por encima de nuestras posibilidades, nos inspiran o emocionan y pueden llegar a ser realidad. Las fantasías nos frustran porque nunca podemos hacer cambiar a los demás ni alterar las leyes de la naturaleza.

La primera fantasía o quimera es esperar que los demás vivan al margen de las leyes de la naturaleza humana, es decir, creer que hay personas que sólo tienen virtudes y no defectos. En muchas ocasiones esperamos que actúe sólo la mitad de nuestro socio, la mitad de nuestro cónyuge, la mitad de nuestro amigo, de nuestro hermano, vecino, compañero de clase o las personas extrañas. Pretendemos que las personas sean siempre simpáticas y nunca desagradables, siempre cariñosas y nunca crueles, colaboradoras y nunca competitivas, que nos alaben y nunca nos critiquen, etc. Generalmente sólo aceptamos la parte que nos gusta, esperando que los demás sean personas con un solo perfil, que equivale a esperar encontrar un imán que sólo atrae y no repele.

Otra fantasía consiste en esperar que los demás vivan al margen de sus prioridades. Si nuestra expectativa es que abandonen sus prioridades y vivan de acuerdo con las nuestras, estamos garantizando el desengaño y la frustración. La irritación es una proyección de nuestras prioridades sobre alguien y esperar que esa persona prefiera nuestras prioridades a las suyas. ¿Cómo podemos sentir gratitud por lo que nos rodea o por lo que somos y hacemos si estamos intentando cambiar todo y a todos en algo o en alguien que no pueden ser?

Lo mismo ocurre con nosotros mismos, si esperamos poder vivir al margen de esa ley natural. Aspiramos a ser siempre felices, nunca tristes; siendo para los demás siempre un apoyo, nunca un desafío; siempre alegres, nunca malhumorados.

La fantasía siguiente es la expectativa irreal sobre lo que imaginamos acerca de Dios, habitualmente alguna proyección antropomórfica con súper poderes para satisfacer nuestros deseos. Otras fantasías son las expectativas no realistas sobre la posibilidad de que los objetos y la naturaleza desafíen las leyes de la física que los gobierna y que funcionen de cualquier manera diferente a aquella para la que han sido diseñados.

Es mejor aprender a cortar a la medida nuestros conceptos para que se ajusten a la realidad, que intentar meter la realidad a la fuerza en nuestros conceptos.
(Victor Daniels)

El gran descubrimiento es que tenemos la capacidad para alterar nuestras percepciones sensoriales. Eso significa que podemos cambiar la forma en que percibimos el mundo y que podemos cambiar la manera de actuar sobre nuestro entorno. Estas dos opciones siempre están a nuestro alcance si estamos descontentos con el fluir de las cosas. En el peor de los casos, cuando parece que nuestra vida va en la dirección opuesta a nuestros objetivos y sueños, al menos estamos recibiendo información para poder corregir nuestras percepciones o nuestro rumbo. Establecer nuestras metas en armonía con las leyes universales y con nuestras prioridades más elevadas es la mejor manera de tomar el mando de nuestro destino y transformar nuestro mundo.

No podemos alcanzar nuestra realización pretendiendo huir de la mitad de nuestra realidad e introducirnos en un mundo de fantasías donde supuestamente todos son siempre simpáticos y nunca antipáticos, todos y todas parecen súper modelos, donde la luna de miel es perpetua y no hay dificultades e inquietudes. Estas fantasías son el origen de nuestro sufrimiento mental y de la depresión. Es más coherente buscar el equilibrio que nos da la gratitud por todo lo que somos, hacemos y tenemos. Eso no nos lleva a la felicidad, que en el mejor de los casos es momentánea, esquiva y huidiza, sino a la plenitud que es un estado de satisfacción permanente y acumulativo.

Dos capacidades esenciales

Capacidades esenciales

Conozca el secreto de las dos destrezas cuya carencia provoca fracasos en muchos negocios y proyectos

No es el marketing…
Ni la elección del personal
ni la manera de dirigirlo…
Y tampoco tiene que ver
con la gestión del dinero…

Cuando empecé mi propio negocio hace 20 años me sentía realmente entusiasmado. Ardía en deseos de poner en marcha mi sueño de no tener jefes, de dirigir mi propio negocio y trabajar en lo que me gusta… y hacerlo consiguiendo además ganar bastante dinero.

Pero había un problema, que es lo que ahora pretendo desvelarles. A pesar de todas mis metas y mis sueños sobre la posibilidad de montar con éxito mi negocio propio, me faltaba una pieza en el puzzle. Una información que necesitaba para que mi plan funcionara, porque lo cierto es que No tenía ni idea sobre cómo montar un negocio rentable

A estas alturas me resulta cómico decirlo, pero entonces no me hacía ninguna gracia. Mi falta de conocimientos sobre los negocios me produjo una frustración tras otra. Por suerte continué persistiendo, probando diferentes maneras de enfocarlo, leyendo toda clase de revistas especializadas, libros y consultando con expertos. Durante un par de años pude sobrevivir y poco más. No estaba satisfecho y la frustración rondaba a mi alrededor.

Veía a otros colegas como conseguían el éxito que yo había soñado para mí, pero estaba claro que me faltaba algo. Alguna cosa o capacidad que esos colegas tenían. Yo sabía que había algo que me estaba cerrando el paso al éxito comercial que pretendía lograr, pero no sabía exactamente de qué se trataba.

No encontraba la pieza que me permitiera completar el puzzle. Tardé varios años en descubrirla y ahora que lo sé, quisiera compartir mi hallazgo, para ayudarle a mejorar su negocio o proyecto en mucho menos tiempo del que yo tardé en descubrirlo. Resultó que no era una sola cosa la que me faltaba, sino dos:

Las dos capacidades más importantes para cualquier proyecto

Estas capacidades secretas y poco apreciadas, para triunfar en cualquier proyecto, no son muy evidentes y por eso no aparecen en los manuales sobre como triunfar. Son esas de las que nadie habla, pero lo irónico es que son las destrezas que pueden crear o destruir un negocio o cualquier otra iniciativa. Y por cierto, también son igual de importantes en el éxito de un matrimonio y de cualquier proyecto de vida en común.

Las dos capacidades que no le enseñaron en la escuela ni en la universidad son:
CONFIANZA extrema y COMUNICACIÓN clara

La confianza lo es todo y por encima de casi cualquier otra destreza en los negocios, puede atraer o alejar su éxito.

Piense en las demás capacidades como ladrillos para construir una casa. Sin unos cimientos resistentes, los ladrillos terminarán por caer.

La base de su éxito no es su capacidad para el marketing, ni su habilidad para dirigir al personal ni siquiera es la calidad del producto o servicio que ofrece.

Los cimientos o base de su éxito en cualquier negocio es su confianza. La creencia que tenga en si mismo-a, creer que se merece el éxito y que tiene lo que hace falta para que su negocio sea una realidad… en eso consiste la confianza.

Sin este requisito, sus posibilidades de salir adelante son muy limitadas. Sin confianza, su negocio o proyecto pierde fuerza.

Comunicación Clara:


Tan pronto como un ser humano llega al mundo, la comunicación es el factor determinante más decisivo del tipo de relaciones que tendrá con los demás y de lo que le ocurrirá en su vida.

A veces se dice que las relaciones habitan en el lenguaje. Así como las aves vuelan por el aire y los peces nadan en el agua, los humanos vivimos en el lenguaje. Eso significa que la calidad y el contenido de nuestras conversaciones normales diarias determinan la calidad de nuestras relaciones.

No obstante, muchas personas sufren la frustración de no ser comprendidos, sienten ansiedad al tener que compartir sus pensamientos y sentimientos y se irritan al ver que no se tiene en cuenta su opinión.

Pero no tiene por qué ser así. El conocer y dominar el arte de la auténtica comunicación transformará sus relaciones logrando una auténtica conexión.

El nivel de éxito en cualquier negocio o iniciativa depende, en parte, de la manera en que elige una idea, un producto o un servicio, lo presenta en el mercado y les induce a actuar. Eso es lo que atrae a los interesados y a los clientes y es lo que produce beneficios.

Pero lo importante es la Comunicación y cuanto más claro sea el mensaje, mejores resultados dará.
 Pero cuidado… sólo con dar a conocer algo en el mercado no significa que el mensaje les llegará. Recuerde siempre que…

Lo que importa no es lo que decimos, sino lo que oyen, ven o entienden los demás.

La comunicación tiene que ver con quien lo transmite, el propio mensaje y los receptores del mensaje. Hay que considerar las tres partes, pero incluso eso no es suficiente si nos queremos asegurar de que la comunicación es eficaz. Ha de ser absolutamente clara.
 Cualquier otra forma de hacerlo limitará la efectividad del mensaje y por tanto rebajará el éxito de su negocio.
 Muchos de los retos y frustraciones a las que nos enfrentamos a diario no son otra cosa que un fallo de claridad en la comunicación.

Al superar obstáculos nos fortalecemos

Superar obstáculos

Tarde o temprano se topará con un obstáculo o una crisis en su vida y la forma en que actúe determinará su felicidad y éxito futuros.

Desde el comienzo de los tiempos, todas las personas se han tenido que enfrentar a dificultades y momentos de crisis. En el idioma chino se utiliza el mismo signo para los conceptos crisis y oportunidad.

Un examen detallado de nuestra trayectoria nos mostrará que la mayoría de las situaciones críticas que aparecen en nuestra vida son oportunidades para avanzar o para quedarnos donde estamos. En definitiva, la mayoría de las personas introducen cambios en sus vidas por inspiración o bien por desesperación.

El crecimiento personal es el proceso de respuesta positiva al cambio. Cualquier cosa que se interponga en nuestro camino, podemos darle un significado y transformarlo en algo valioso.

Una piedra preciosa no puede pulirse sin fricción, ni los humanos perfeccionarnos sin pruebas. Sólo crecemos en la incomodidad.

El Pensador en el Borne

El Pensador de Rodin

Columna publicada en febrero en el periódico Bon Dia

Es un privilegio tener en Palma una representación de la obra escultórica de Rodin, donde destaca la más popular “El pensador”. En esta obra de arte el autor transmite un mensaje que puede haber pasado desapercibido para muchos: que la desnudez nos muestra un cuerpo que piensa con todos sus músculos, sus extremidades, su torso y su piel de bronce. Una noción que debió intuir la mente del artista francés y que ahora la ciencia nos desvela como realidad.

Ciertamente controlamos nuestros pensamientos desde el cerebro pero decir que la mente está únicamente en el cerebro ha dejado de ser una verdad absoluta para dejar paso a otra mucho más extraordinaria que es que la mente está en todo nuestro cuerpo, puesto que todas y cada una de las 50 billones de células que lo componen son inteligentes.

Aunque nuestras facultades de medicina continúan enseñando la teoría cartesiana de separación entre el cuerpo y la mente porque eso beneficia a la industria farmacológica, somos libres para pensar con todo nuestro cuerpo.

F. Javier González

Presunción de culpabilidad

Pirateria digital

Columna publicada en febrero en el periódico Bon Dia

Nos enfrentamos al nuevo acoso fiscal desde instancias gubernamentales a cuento del uso que hagamos de diversos aparatos reproductores de música, imágenes o películas, mediante el llamado canon digital que encarece dichos productos con la excusa de la tentación del uso “fraudulento” descargando canciones o películas sin pasar por la tienda.

Lejos de la presunción de inocencia constitucional, se nos considera ladrones potenciales y nos pretenden cobrar anticipadamente lo que podríamos “robar”.

Cuando Apple acaba de anunciar la cifra de 4.000 millones de canciones vendidas por Internet en siete años, con el consiguiente beneficio para sus compositores y cantantes, nuestra Sociedad General de Autores, en una pretendida defensa de esos mismos intereses se empeña en poner puertas al campo de Internet, consiguiendo que el gobierno nos castigue económicamente de antemano haciéndonos pagar por un delito no cometido y etiquetando como ladrón a todo comprador potencial.

La gran mayoría sólo queremos comprar una o dos canciones pero las discográficas nos obligan a comprar CDs con diez canciones y pagar 18 euros. Otra forma legal de robar.

F. Javier González

¿Estas fijando tus objetivos o todavía sueñas?

Fijando nuestros objetivos

“No dejes de hacer castillos en el aire, siempre que luego te apresures a construir los cimientos” (Luís de Góngora)

Todos tenemos sueños y vislumbramos imágenes en nuestra mente sobre la vida que nos gustaría llevar. Ana sueña con tener un jardín y un huerto ecológico, Antonia con una casa grande con piscina. Fernando con un garaje grande donde guardar tres coches deportivos y una Harley Davidson. Tomeu fantasea con la idea de pintar sus cuadros al aire libre en la montaña o junto al mar. Nuria sueña con ese viaje a la India siempre aplazado.

Hay muchas posibilidades de que la mayoría de ellos nunca consigan lo que sueñan y que sigan jugando a ver esas escenas mentales o hablando de ello apasionados con sus amigos y familiares.

El no conseguir nuestros sueños no es necesariamente algo malo. Muchísimas personas se sienten muy felices soñando con un estilo de vida y viviendo otra. El problema surge cuando el vacío entre la fantasía y la realidad produce infelicidad e incluso depresión. Si sucede esto, es el momento de hacer un nuevo plan para vivir de otra manera y el primer paso es dividir nuestro sueño en pequeños objetivos o metas.
Las metas son diferencian de los sueños en cuatro aspectos. Son concretas, requieren acción, se pueden temporizar y son realistas.

  • Concretas: Querer ser rico es un sueño. Conseguir un patrimonio de un millón de Euros es una meta.
  • Requiere acción: Ganar la lotería es un sueño. Ganar una carrera de 1000 metros es una meta.
  • Temporización: Conseguir un patrimonio de un millón de Euros es una meta. Pero conseguirlo en cinco años es una meta mucho mejor.
  • Realista: Conseguir un patrimonio de un millón de euros en cinco años probablemente es razonable. Conseguirlo en cinco meses no lo es.

También existe una diferencia entre metas y objetivos. Las metas son a más largo plazo y más amplias en su alcance. El plan general conviene dividirlo en metas de cinco años y de un año, objetivos mensuales y semanales y finalmente, tareas diarias que harán posible lograr los objetivos a medio plazo y la metas a largo plazo. Si continuamos con el ejemplos anterior:

  • Meta de cinco años: Conseguir un patrimonio de un millón de Euros en cinco años.
  • Meta del primer año: Eliminar la deuda de 35.000 euros actual.
  • Objetivo mensual: Conseguir un trabajo a tiempo parcial que me aporte 35.000 Euros en un año.
  • Objetivo 1ª semana: Redactar mi currículo y contactar con la primera empresa.
  • Tarea del 1º día: Escribir cartas personales a los directivos de las diez empresas más adecuadas a mi trabajo.

Esto sería un plan encaminado a ese tipo de sueño-meta-objetivo-tarea. A partir de hoy (nunca de mañana), va a llevar a cabo tareas diarias que apoyan los objetivos semanales, que a su vez construyen los objetivos mensuales, que apoyan las metas anuales, que apoyan las metas de cinco años. Todo ello debe hacerse de manera formal y tenerlo por escrito.

Llegados a este punto se preguntará si realmente importa que la meta sea concreta y si tiene algún sentido tenerlo por escrito. Hace bien en preguntárselo.

La Escuela de Empresariales de Harvard realizó un estudio sobre la situación financiera de sus estudiantes 10 años después de haber obtenido su licenciatura y descubrió lo siguiente:

  • El 27% de los estudiantes necesitaban ayuda financiera.
  • Un 60% de ellos sobrevivían con su sueldo.
  • Tan solo un 10% llevaban una vida económicamente desahogada.
  • Solamente un 3% llegaron a disfrutar de auténtica independencia financiera.

Este estudio comprobó simultáneamente la fijación de metas en estos antiguos estudiantes y se observaron estas interesantes correlaciones:

  • El 27% que necesitaba ayuda financiera no tenía en marcha ningún proceso de fijación de metas en sus vidas.
  • El 60% que conseguía sobrevivir tenía unas metas de supervivencia mínimas, tales como arreglárselas para llegar a final de mes.
  • El 10% que llevaba una vida acomodada tenía metas generales. Sabían a donde querían llegar en los siguientes cinco años.
  • El 3% que disfrutaban de independencia financiera tenían escritas sus metas y los pasos a seguir para alcanzarlas.

Este es sólo uno de los estudios realizados. El siguiente muestra el poder de fijar metas concretas:

Los investigadores del Instituto Politécnico de Virginia (EE.UU.) y la Universidad de ese estado pidieron a 56 estudiantes femeninas que hicieran tantas flexiones como pudieran en 90 segundos. Un grupo, al que pidieron que hicieran el máximo posible, llegaron a un promedio de 43 flexiones cada uno de los 4 días del estudio. Los otros grupos a los que se les encargó la meta concreta de aumentar el numero de flexiones en cada sesión, tuvieron resultados mucho mejores, con un promedio de 56 flexiones en el último día del experimento.
Estos estudios están muy bien, pero nada como la experiencia personal.

Pasé bastantes años de mi juventud soñando con tener una casa en el campo, mi negocio independiente, vivir cerca del mar y escribir libros, sin conseguirlo hasta que decidí cambiar de estrategia y aprendí a convertir mis sueños en metas y objetivos a corto, medio y largo plazo. Años más tarde mi casa ya no es una maqueta, sino una realidad en la que resido con mi familia, disfruto de mi trabajo independiente a poca distancia del mar y estoy escribiendo mi segundo libro.

En la Escuela de Sabiduría Aplicada, nos fijamos metas a largo plazo y objetivos a medio y corto plazo, lo que nos permite aumentar nuestro radio de acción y el número de personas a las que ayudamos a crecer y alcanzar sus sueños.

Recurrir a un plan maestro para crecer en nuestra organización es muy gratificante, pero mejor aún es ver a nuestros colaboradores progresar en su ámbito personal con planes para mejorar sus vidas.

Uno de ellos, por ejemplo, ha creado su plan para dejar de ser diabético en 12 meses y ayudar a que centenares de personas en similares circunstancias en todo el mundo se sientan inspirados y estimulados por su éxito para seguir sus pasos. En estos momentos se inyecta una dosis mínima de insulina y está muy cerca de lograr su objetivo. Otras personas ponen en marcha su propio plan para perder peso, hacer su viaje soñado o mejorar sus relaciones familiares.

Estas personas obtienen los resultados deseados porque han dedicado su tiempo a convertir sus sueños de riqueza, salud o bienestar en metas concretas, realistas, que requieren acción y han fijado un plazo.
Puede usted pasarse toda la vida soñando. No deje de hacerlo pues los sueños con siempre el comienzo de algo maravilloso. Pero si quiere convertirlos en realidad, es preciso transformarlos en metas.

¿Cuál es su sueño más querido? O si prefiere ¿Qué anhelo le quita el sueño? Una vez que lo haya identificado, hágase estas preguntas:

  • ¿Cómo puedo convertirlo en algo concreto?
  • ¿Qué acciones puedo iniciar para lograrlo?
  • ¿Qué plazo límite puedo darme?
  • ¿Cómo puedo convertirlo en un logro realista?

Utilice esas cuatro preguntas para crear las metas a las que apuntar. A continuación póngase en marcha, y en pocos años estará viviendo sus actuales sueños.

Eliminar el estrés: Cómo resolver problemas de forma inteligente

Eliminar el estrés

Para empezar, conviene decir que lo que debemos hacer no es enfrentarnos a los problemas como si fueran nuestros enemigos o adversarios. En realidad cada problema o dificultad que aparece en nuestro camino es una oportunidad para aprender y por consiguiente, deberíamos ver los problemas con ojos más amistosos, como una ocasión para dar un paso más en nuestro desarrollo.

Necesitamos aprender a desconectarnos del problema. La razón es cambiar la inercia habitual de «tener problemas» y percatarnos de que en realidad los problemas «me tienen». En realidad, si uno tiene algo, lo puede dejar cuando desea, lo guarda, lo trata en el momento adecuado.

Normalmente, el estar agobiado por un problema significa que el problema te tiene, te retiene, te ofusca, te inquieta, no te deja dormir y lo que es mucho peor, no te deja pensar.
No se trata de negar, olvidar o quitar importancia a los problemas sino de que sea uno mismo el que decide, cómo, cuándo y donde lo va a resolver. Cuando una situación nos quita el sueño, no nos deja prestar atención a nuestros hijos o cónyuge, nos impide divertirnos y relajarnos, decimos que tenemos un problema. Lo que ocurre es que nuestra capacidad emocional y mental están cortocircuitadas y bloqueadas por lo que sentimos hacia esa situación. Lo más grave no suele ser la magnitud del problema sino lo que sentimos hacia esa situación. El tipo de problema acaso no podamos elegirlo, pero somos libres para elegir nuestra forma de reaccionar.
Cualquiera que sea el tamaño del problema, habitualmente empieza a mezclarse con los pensamientos y sentimientos negativos que nos produce y así comienza un proceso de autoalimentación que en unos días puede llevarnos a la desesperación. No deberíamos alimentar nuestros problemas haciendo que engorden, sino literalmente «matarlos de hambre» para que se queden pequeños y delgados, como suelen ser la mayor parte de las veces.
Para lograrlo es muy conveniente aplazar unas horas o unos días la solución al problema, para darnos tiempo a encontrar la solución más adecuada. Tan pronto como estamos al corriente de la magnitud y los elementos conflictivos que nos plantea el problema, hay que dejarlo guardado en un cajón. Puede resultarle práctico escribir en una hoja las características del problema. Una vez planteado y visualizado, ya tiene forma y tamaño –seguramente más pequeño del que en principio le pareció- y lo podrá guardar físicamente en un lugar concreto.

La visualización de que el problema está físicamente guardado en aquel cajón en vez de verbalizar el consabido «tengo un problema» le ayudará a percibir la sensación de control. El problema está en su mesa y usted va a decidir cuando y cómo lo resuelve. Hecho esto, piense en otro aspecto de su vida, si es posible en cosas agradables. Deje que su mente y su corazón actúen por su cuenta y busquen respuesta. Deje que el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho de su cerebro intercambien ideas y conceptos. Esto ocurrirá de manera inconsciente mientras usted se divierte o da un paseo pensando en lo bonita que está la tarde o lo bien que huele a tierra mojada después de la lluvia.
No olvide que su cerebro funciona mejor y realiza más conexiones si está apreciando esas pequeñas satisfacciones que la vida nos ofrece a decenas cada día. Nuestro cuerpo, cuando experimenta alguna situación de sosiego y tranquilidad emocional, segrega dopamina que favorece el funcionamiento de determinadas partes del cerebro.
Por otra parte, nos conviene empezar a sentir lo que sentiríamos si todo lo que deseamos que ocurra hubiese ocurrido ya. Puesto que el subconsciente no distingue entre la realidad y lo imaginado, se trata de dar al subconsciente información positiva para que reaccione de manera pro-activa y con certeza sobre la posibilidad de resolver el problema. No se trata de engañar a nuestro subconsciente sino de darle un anticipo para que se anime y empiece a producir reacciones positivas mediante la segregación de dopamina que mejore la actividad cerebral.

«La moderna ciencia del sistema nervioso corrobora la utilidad de estos métodos de entrenamiento mental al asegurar que las representaciones imaginarias son casi tan eficaces como las experiencias reales en lo tocante a reconfigurar la estructura cerebral.» (Stefan Klein, La fórmula de la felicidad, pág. 93)
«Cuando esperamos un suceso grato, el cerebro envía por adelantado las sustancias neurotransmisoras causantes de la sensación de placer. Y como el circuito regulador del placer y del estrés se hallan conectados, la expectativa feliz contrarresta el enfado directamente.» (Stefan Klein, La fórmula de la felicidad, pág. 73)
También resulta muy eficaz expresar un sentido agradecimiento por lo que ha logrado hasta ahora. Agradézcalo a quien desee. Si es creyente, a Dios, a la providencia, si no lo es, dé las gracias al universo, a la vida o a cualquier poder superior en el que crea. Al hacerlo nos habituamos a traer a la superficie todo aquello que nuestra vida tiene de maravilloso y positivo. Habitualmente, si hacemos inventario de todo lo que somos, tenemos y hemos recibido, suele ser mucho más de lo que inconscientemente percibimos. Tomar una hoja de papel y escribirlo puede serle muy útil. Además al aprender el hábito de mostrarnos agradecidos, desarrollamos una virtud de reconocimiento hacia cualquier persona que hace algo por nosotros, lo que mejorará incuestionablemente nuestras relaciones personales.
Pero sobre todo, el tiempo que dedique a relacionar las cosas buenas que tiene su vida y a agradecer mentalmente por tenerlas, lo que en realidad está haciendo es desatascar las vías de conexión de sus neuronas que son las encargadas de lograr nuevas conexiones que den con la solución. Por tanto se trata de ser prácticos.
Esté atento a ideas nuevas que se le ocurran, a sentimientos inesperados o intuiciones que pueden ser la solución al problema. Su mente buscará formas de hacérselo llegar. Es posible que incluso pueda encontrar una forma de convertir la situación conflictiva en una oportunidad para mejorar algún aspecto de su vida.
Si llegado el momento de aportar la solución cree que no le ha venido ninguna idea de cómo resolverlo, pruebe a combinar de manera diferente los elementos de la situación. Sea atrevido y no tenga miedo a salirse del marco habitual. Piense que ese problema es una bendición porque le fuerza a sacar lo mejor de sí mismo. Tenemos que aprender a entablar un diálogo con nosotros mismos, Un diálogo entre nuestro yo externo y el yo interno.

«El niño que aprende a obedecer las órdenes de su madre, acaba dándose órdenes a sí mismo, y así pasamos la vida entera. La autonomía, como el propio nombre indica, consiste en darnos órdenes inteligentes a nosotros mismos y obedecerlas. El gran Vigotsky descubrió que ese comportamiento estaba relacionado con la aparición del habla interior, con ese continuo diálogo, debate, o pelea, que mantenemos siempre con nosotros mismos, y ese descubrimiento supuso un colosal cambio en la psicología.» (Jose Antonio Marina: Aprender a vivir, pág. 137)

Charla sobre SABIDURIA APLICADA en Librería Literanta de Palma

CHARLA PUBLICA EN LIBRERIA LITERANTA Calle Can Fortuny, 4 (cerca Plaza Santa Eulalia), Palma de MallorcaOs invitamos a participar el próximo miércoles, día 9 de enero, a las 19,30 horas. A cargo de F. Javier González Martín, director de SABIDURIA APLICADA, investigador y escritorLa charla trata sobre las estrategias que permiten

  • Recuperar la armonía física, la energía y el entusiasmo conociendo la relación entre tu cuerpo-mente-espíritu
  • Descubrir tu escala de valores, que determina tu destino
  • Reconocer los miedos que te impiden avanzar
  • Equilibrar tus ámbitos vitales (social, familiar, mental, vocacional, físico, espiritual y económico)
  • Despertar tus talentos y capacidades latentes

Novedosa presentación de la forma de materializar tus deseos, objetivos personales y profesionales, con una vida plena y armoniosa.Una inmejorable manera de preparar el enfoque de tu nuevo año.Para más información: info@sabiduriaaplicada.com y en los teléfonos 971 534 249 y 608 732 794.

Charla sobre SABIDURIA APLICADA en Porta Gran de Palma

CHARLA PUBLICA EN PORTA GRAN
Plaza Josep Mª Quadrado, 2 (cerca Plaza San Francisco), Palma de Mallorca

Os invitamos a participar el próximo Viernes, día 28 de diciembre, a las 20 horas.
A cargo de F. Javier González Martín, director de SABIDURIA APLICADA, investigador y escritor

La charla trata sobre las estrategias que permiten

  • Recuperar la armonía física, la energía y el entusiasmo conociendo la relación entre tu cuerpo-mente-espíritu
  • Descubrir tu escala de valores, que determina tu destino
  • Reconocer los miedos que te impiden avanzar
  • Equilibrar tus ámbitos vitales (social, familiar, mental, vocacional, físico, espiritual y económico)
  • Despertar tus talentos y capacidades latentes

Novedosa presentación de la forma de materializar tus deseos, objetivos personales y profesionales, con una vida plena y armoniosa.

Una inmejorable manera de preparar el enfoque de tu nuevo año.

Para más información: info@sabiduriaaplicada.com y en los teléfonos 971 534 249 y 608 732 794.

Taller sobre Sabiduría aplicada a la efectividad personal

Taller sobre Sabiduría aplicada a la efectividad personal

Sabiduría aplicada a la efectividad personal
1 y 2 de marzo 2008 en Palma de Mallorca.

“Puedes conseguir cualquier cosa que desees si tienes el valor para soñarlo, la inteligencia para hacer un plan realista y la voluntad para seguir ese plan hasta el final” (Sydney A. Friedman)

Puedes seguir esperando indefinidamente a tener ese valor, inteligencia y voluntad o puedes tomar la decisión de crear o descubrir esas facultades en tu interior, con la guía adecuada.

Participando en este taller puedes lograr:

  • Recuperar la armonía física, la energía y el entusiasmo conociendo la relación entre tu cuerpo-mente-espíritu
  • Aprender a crear las circunstancias que favorecen tus deseos y necesidades
  • Optimizar tu dedicación profesional y laboral, trascendiendo tus limitaciones
  • Aprender a gestionar tu situación financiera y tu actitud hacia el dinero
  • Mantener la paz interior y eliminar el estrés, reconduciéndolo favorablemente
  • Equilibrar tus ámbitos vitales (social, familiar, mental, vocacional, físico, espiritual y económico)
  • Lograr la capacidad de no quejarte y no culpabilizar
  • Conocer la estrategia para lograr tus sueños más allá del pensamiento positivo
  • Contribuir a la felicidad de los demás y la tuya propia
  • Despertar tus talentos y capacidades latentes, poenciándolos
  • Descubrir tu valor, tu inteligencia y tu voluntad para materializar tus aspiraciones y sueños

Duración del taller:
16 horas, en sesiones de mañana y tarde el sábado 1 y domingo 2 de marzo de 2008.

HORARIO:
Sábado 1 de marzo: de 9 a 14 h. y de 16 a 20 h.
Domingo 2 de marzo: de 10 a 13.30 h. y de 15.30 a 19.30 h.

Precio:
195 Euros. Incluye material del taller, las comidas del sábado y domingo y un refrigerio.

Forma de Pago:
Ingreso o transferencia a la siguiente cuenta:
Banco SCH: 0049 3978 68 2814085866 (Por favor, haga constar su nombre en el ingreso)

Lugar:
Hotel Horizonte, Calle Vista Alegre, 1 (Porto Pi) Cerca del Hotel Valparaíso, Palma de Mallorca

Impartido por:
F. Javier González Martín, director de la Escuela Sabiduría Aplicada
y Covadonga G. Priesca, directora de Coach-Vital y miembro de la Asociación Española de Coaching

Metodología participativa:
Se entrega material escrito que se desarrolla, comenta, aprende y practica en cada sesión del Taller.Con este proceso de aprendizaje puedes llegar a conocer y practicar las siguientes capacidades, que te permiten ser una persona realizada:

1. Crear las circunstancias que favorecen tus objetivos
2. Descubrir tu escala de valores
3. Reconocer los temores que te impiden avanzar
4. La capacidad para atreverte a pedir lo que necesitas
5. Crear en vez de competir
6. Aprender constantemente
7. Asumir la responsabilidad y cumplir los compromisos
8. Relacionarse con el miedo y seguir adelante
9. Actuar con intención, atención e inspiración
10. Transformar tus creencias limitadoras
11. Mejorar tu imagen
12. Visualizar tus objetivos y trascender tus límites
13. La capacidad para aprender enseñando
14. Practicar el agradecimiento como llave para abrir el corazón
15. Descubrir tu sentido último o propósito en la vida
16. Expandir tu conciencia en todas direcciones

La mejor inversión es la que hacemos en nuestra formación y mejoramiento.
Dedica un fin de semana a regenerar tu calidad de vida. Son dos días cruciales que marcarán un antes y un después. Si has sido creado para la grandeza, no te conformes con la mediocridad.

Seguramente has oído hablar o has leído algo relacionado con el pensamiento positivo y la ley de la atracción. Circulan muchas medias verdades sobre estos temas de auto ayuda que suenan muy atractivas pero que generan frustración porque no cuentan el verdadero secreto. La información ha dejado de ser un valor porque hay demasiada y sin ordenar la información no sirve de mucho. Sólo cuando se convierte en conocimiento y éste en sabiduría a través de la práctica, tenemos acceso a la sabiduría aplicada que es lo que te llevará desde donde ahora estás a donde quieres llegar, desde un presente más pleno para hacer realidad un futuro cuyo guión puedes reescribir.

«Todos nacemos siendo originales y la mayoría acaban siendo copias».

Contacta con SABIDURIA APLICADA, tu camino hacia la realización y el éxito:

info@sabiduriaaplicada.com
971 534 249 y 608 732 794