LA EXPERIENCIA ANTE LA PSEUDO-PANDEMIA

Guardado en: Artículos • Publicado el 10/06/2020 • 3 comentarios

Las personas que hemos superado los 65 tenemos una relación con la pandemia muy clara y directa al constituir el grupo humano más afectado, con las cifras  más altas de personas mayores de 70 años infectados y fallecidos en todo el mundo. De ahí que el silencio atronador de las personas de edad avanzada, especialmente en España, debería convertirse en un clamor de repulsa a la nefasta gestión.

No estoy muy seguro si la definición más acertada es pseudo-pandemia, pandemia inducida o “plan-demia”, pero a esto me refiero a continuación y espero que al final el lector, con los hechos y datos que aporto, pueda sacar sus propias conclusiones.

Cabe comenzar preguntándose por qué es la población de más de 70 años la más afectada y no me vale la afirmación de que son personas con otras patologías y con menos defensas o con un sistema auto inmune más debilitado. Lo cierto es que son las personas más medicalizadas, y que las cifras más alarmantes se han dado en los grandes centros urbanos. Concretamente en España también han sido los mayores de 70 años en residencias quienes más víctimas han sumado.

LA EXPERIENCIA DE LOS MAYORES

También es pertinente admitir que los que hemos superado los 70 ya hemos pasado por situaciones similares aunque de menor alcance mundial y muchos también hemos tenido tiempo de conocer los pasos que la elite globalista viene dando desde hace décadas. Otro factor esclarecedor es que hemos ido observando que en las últimas cuatro décadas se han ido diluyendo las diferencias entre las ideologías de izquierda y derecha y ahora lo que realmente cuenta y nos afecta son las diferencias entre globalistas y soberanistas, algo que los de menos edad no parecen haber entendido aún y que ayuda a entender lo que ocurre.

Muchos de los que somos babyboomers, podemos haber tenido temporalmente actitud de vivir con el rebaño, pero con la edad hemos aprendido que, como decía Wayne Dyer, “si caminas con el rebaño irás pisando excrementos” y en el atardecer de nuestra vida hemos descubierto que si nacimos originales, no hay motivo para terminar siendo copias, por eso no solemos seguir los dictados de los telediarios u otros medios de comunicación sumisos al régimen, porque ya vivimos los dictados de otro régimen,

PALABRAS MORDAZA

Soy consciente de que al salirnos del marco de la versión del actual “ministerio de la verdad”, se nos suele aplicar alguna de las palabras mordaza, que según el caso, puede ser nazi o facha y en el caso que nos ocupa, negacionista o conspiranoico. Pero mi intención no es dar una versión cerrada o teoría concreta de los hechos que se están dando a escala mundial a raíz de la globalización de esta epidemia, sino aportar  todos aquellos hechos ya ocurridos, datos de fuentes solventes y realidades documentadas. Un bagaje con el que cada uno pueda llegar a sus propias conclusiones de lo que ocurre y por qué ocurre.

¿ESCASEZ O ABUNDANCIA?

Nos movemos inevitablemente en la tensión entre dos visiones extremas: Vivimos en un mundo de escasez y con una sociedad enferma y también vivimos en un mundo de abundancia y bondad dependiendo de qué datos observemos:

  • Hace un siglo, en 1918 la epidemia de gripe mató a 15 millones de personas.
  • La II Guerra Mundial  mató a 60 millones de personas

pero también es real que desde entonces

  • La mortalidad infantil se ha reducido en un 90%
  • la mortalidad maternal ha descendido en un 99%
  • la esperanza de vida ha aumentado en un 100%
  • el 90% de las niñas en edad escolar en el mundo asisten a clase.
  • En los últimos 20 años la pobreza extrema se ha reducido a la mitad

Ambas visiones son las dos caras de una misma realidad, y podría ser cierto, como afirma  P.H.Diamandis, que estemos diseñados para ser optimistas en lo local y pesimistas en lo global, pero analicemos la realidad del pesimismo y el optimismo:

Navegando en un velero, un pesimista se queja del viento fuerte y adverso, un optimista espera tranquilo a que el viento cambie, mientras que un realista ajusta la posición de las velas para aprovechar ese viento.

Con esa actitud realista, analicemos cómo podemos ajustar la posición de nuestras velas ante los vientos de lo que acontece y lo que está por venir a corto y medio plazo.

Antes de enumerar las realidades que ya están aquí, pensemos que estamos, como casi siempre, ante el mito de la caverna de Platón, con los poderosos detrás del muro produciendo una “realidad” en figuras que la hoguera refleja y que nos parece la realidad. Hay que desconfiar de esas sombras proyectadas,  levantarse y ver lo que ocurre con nuestros propios ojos desde fuera de la caverna.

LA REALIDAD FUERA DE LA CAVERNA

  • El sistema comunista fracasó y se hundió en 1989 con la caída del muro de Berlín, aunque Fidel Castro y Lula da Silva en un intento por rescatarlo, crearon el Foro de Sao Paulo en 1990 para iniciar el progresismo o nueva izquierda del siglo XXI (con la ideología de género o subversión cultural) y que viene esquilmando las riquezas de hispano América, como ha ocurrido en Cuba, Venezuela, Bolivia y próximamente parece que le toca a Colombia y México y se pretende también en España.
  • El sistema capitalista está agotado desde 2008 y el crash económico global  es inevitable con un endeudamiento mundial de 200 billones de dólares, por lo que la elite globalista está llevando a cabo una “demolición controlada” del sistema.
  • Ha comenzado una “guerra” declarada a los estados-nación y valores tradicionales
  • El paro estructural empieza a ser altísimo
  • Comienza una paulatina desaparición de la clase media
  • Se va implantando la renta básica, como instrumento de control social y sometimiento de la población
  • Se prepara el control sanitario ante posibles rebrotes del Covid-19 con posible vacuna obligatoria.
  • Se registra una patente para obtener criptomonedas con datos de actividad corporal
  • Se trabaja en la implantación subcutánea del microchip para suprimir dinero físico y el control de vacunas
  • Se va implantando la tecnología 5-G para tele trabajar, para los procesos telemáticos y para el internet de las cosas.
  • Se comienza a trabajar en la geolocalización  y control permanente de la población
  • En diversos países como China crece la omnipresente vigilancia orweliano-tecnológica.
  • Se produce la privatización de la OMS: mientras una de las banderas ideológicas de la izquierda, es la sanidad pública, guarda silencio ante la privatización de la Organización Mundial de la Salud, que ha recibido 90 millones de dólares de las farmacéuticas.
  • La Fundación Bill y Melinda Gates, ademas de ser el primer donante de fondos a la Organización Mundial de la Salud, está trabajando para reducir la población mundial en un 10 al 15 % tal como adelantó Bill Gates en sus charlas TED de 2010 y 2013 mediante las vacunas adulteradas para esterilizar a las mujeres y la mal llamada “salud reproductiva” eufemismo que consiste en generalizar masivamente los abortos, con la ayuda de las clínicas abortivas de Planned Parenthood. El padre de Bill Gates, William H. Gates, abogado malthusiano, formó parte durante muchos años del consejo directivo de Planned Parenthood.

De todo lo anterior se deduce que aunque en estos momentos no estemos en condiciones de afirmar con pruebas fehacientes que la Covid-19 sea una pandemia inducida por la elite globalista, entre cuyos protagonistas más destacados estaría desde Henry Kissinger, Rockefeller Foundation, Jacob Rothschild, hasta George Soros y Bill Gates como actores más conocidos, sí que es evidente que la pandemia está resultando de lo más oportuna y eficaz para sus propósitos eugenistas para reducir la población en general, empezando por el grupo que, al parecer, más estorba que somos los mayores de 70 años.

La pandemia también está resultando muy eficaz para, provocar la demolición controlada del sistema productivo y financiero actual, mediante el encierro o cautiverio legal generalizado (no es un confinamiento porque no tiene carácter punitivo).

Por otra parte y solo por añadir argumentos para el análisis, esta epidemia está resultando ser la tormenta perfecta para generar el pánico social que nos aboque a una fuerte crisis económica y genere cambios políticos, financieros y reacciones psicológicas que sobrepasan el problema sanitario de varios cientos de miles de muertos y nos deje a los pies de los caballos de un plan globalista empeñado en instaurar sin prisa pero sin pausa, un “des-orden mundial” que reduzca nuestras libertades y nos convierta de ciudadanos en súbditos.

Nuestros dirigentes saben, como afirma el doctor sueco Hans Rosling que pensar de manera crítica siempre es difícil, pero es casi imposible cuando tenemos miedo”, por esa razón siempre que alguna circunstancia generada desde la autoridad nos genere miedo, como esta pandemia, debemos estar muy atentos a lo que nos quieran colar. La correa de transmisión del miedo que la autoridad nos inculca, es la labor de  los medios de comunicación, donde se da esta paradoja: la imagen de un mundo peligroso nunca ha sido transmitida más eficazmente que ahora, mientras que el mundo nunca ha sido menos violento y más seguro.

Como explica D. Antonio Martínez Belchi, profesor de Filosofía en su brillante artículo “El Covid-19 y el problema de la verdad”:

“sobre el origen de la pandemia caben tres opciones: O es un virus producido por la misma Naturaleza, debido a una mutación al azar; o bien es artificial, creado en un laboratorio chino, y se escapó accidentalmente debido a un fallo de seguridad; o bien es artificial, pero ha sido diseminado de manera intencionada, con algún tipo de propósito oculto que también será necesario identificar”

A partir de los datos, hechos y realidades aquí mencionadas, con muchas otras dejadas en el tintero por razón de espacio, ahora puede cada uno llegar a conclusiones mejor razonadas e informadas. Y por favor no se haga esa pregunta tan ingenua de ¿si todo eso está ocurriendo en realidad, porqué no nos lo dicen en los medios de comunicación? la respuesta es que en toda guerra, en toda pandemia, en toda demolición controlada del sistema y en todo proyecto eugenésico, la primera víctima es siempre la verdad.

Los mayores de 70 años NO SALIMOS MAS FUERTES, (por cierto un slogan que el PSOE ha copiado literalmente de la página web de la Fundación Rockefeller). En primer lugar varias decenas de miles de ancianos no salen más fuertes, sino que salen de las residencias de ancianos camino del cementerio y en muchos casos del crematorio para que no se puedan hacer autopsias. Otros salen más debilitados y medicalizados, y todos los demás salimos más pobres, habiendo gastado los pocos ahorros que quedaban. También salimos más indignados y con más sospechas sobre el verdadero plan que puede estar detrás de todo esto.

F. Javier González

Comentarios

  1. Mi nestimadisimo Amigo Javier, has puesto en palabras lo que muchas personas, yo incluido hemos pensado en estos días, mi gracias optimismo me lleva también a pensar que estos señores terminarán bebiendo su propia.medicina ya que confió plenamente en que el despertar de consciencia de la población en general hará que todo este plan maquiavélico, que por cierto otros antes que ellos han querido perpetrar, frustrada este intento como ya lo.han hecho anteriormente.
    No me cabe ninguna duda que este nuevo intento intento quedará sólo en eso, que es un manotazo de ahogado intentando permanecer en el control que poco a poco han ido perdiendo, ya que como digo el.despertar de consciencia los asusta tanto que ya no saben que hacer para mantener sus posiciones, la evolución que los creo también los aniquilara, todo a su tiempo…Mi admiración y felicitaciones por tan clara exposición de los hechos…Recibe mis bendiciones y un fuerte abrazo..

  2. Muchas gracias, Javier, por tu visión sobre la crisis que vivimos.
    Muy completo el análisis y aportación de datos.
    Creo que nos ayudará a ver un poco más allá de lo que habitualmente se nos muestra.

  3. Don Javier
    Excelente su perspectiva sobre la vejez en pandemia.

    Claro está que la vulnerabilidad no es por ser persona mayor, (en especial comprometido sistémicamente), sino del sistema que no está preparado para la atención a la población de Personas Adultas Mayores en crisis o no.Muchas muertes pudieron evitarse si existiera la planificación socio política y económica , pero sobre todo una educación y preparación al envejecimiento desde edades más tempranas.

¿Quieres hacer algún comentario sobre este tema?
Por favor, utiliza el siguiente formulario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.